viernes, 12 de junio de 2009

Las mujeres también saben de fútbol

Continuando con el tema iniciado en el post anterior, hoy hablaré de la influencia de las mujeres en el fútbol. Si bien es cierto que en un comienzo ellas no tenían tanto protagonismo en el deporte rey, hoy en día las cosas han cambiando.

A mediados del siglo pasado, las mujeres iban a los estadios no para ver el partido, lo más probable es que ni entendieran lo que estaban viendo, sino para ver a los jugadores de moda de la época. En la actualidad es bastante común ver mujeres que ven, entienden e incluso practican el fútbol.


Otras han ido más allá y han hecho del fútbol una profesión, una forma de vida.

Posiblemente, muchos de ustedes hayan pensado o sigan pensando que no vale la pena ver partidos de fútbol femenino debido a su bajo nivel técnico y a su falta de pasión por el deporte. Señores, esto es un grave error debido a nuestros prejuicios machistas. Las mujeres también salen a la cancha con la misma determinación que sus contrapartes masculinos.

Y también están dispuestas a dar todo de sí sin importar las condiciones en las que tengan que jugar para sacar adelante un partido.

En un principio, el fútbol femenino se practicaba a nivel amateur, como esos equipos de barrio que se forman para jugar los fines de semana entre viejos amigos.

Sin embargo, con el pasar del tiempo, la popularidad del fútbol entre las mujeres ha ido creciendo. Hoy en día, debido a la influencia de los medios de comunicación, sabemos de la existencia de muchos equipos de fútbol femenino a nivel profesional alrededor del mundo.

Si ustedes pensaban que las mujeres no saben de fútbol, pues se equivocan. Ellas también son capaces de jugar ordenadamente siguiendo un esquema táctico y una estrategia de juego previamente definida.

Podemos además de hablar de equipos a nivel de selecciones que compiten, al igual que los seleccionados masculinos, cada cuatro años por el título de campeón mundial.

Naturalmente, no todas las selecciones pueden participar directamente en el Campeonato Mundial. Por el contrario, deben pasar por un proceso de clasificación riguroso, en el cual solamente tendrán el honor de clasificar aquellas selecciones que cuenten con un efectivo poderío de ataque en su delantera

y una férrea y sólida línea defensiva.

Las mujeres no solamente saben jugar fútbol, también son profundas conocedoras de sus reglas y no les tiembla para nada la mano para arbitrar un partido de fútbol. Claro ejemplo es Ana Paula Oliveira, quien arbitra en la primera división del fútbol brasileño.

Para terminar, a manera de ilustración, les dejo con las imágenes de cómo se viven los partidos de fútbol de mujeres en China. Con la selección que tienen, no tienen nada que envidiar a sus rivales mejores ranqueadas. ¡Vean y juzguen con sus propios ojos!

2 comentarios:

Renzo dijo...

Best Post Ever!

Vitinho dijo...

¡Muchas gracias Renzo!