jueves, 11 de junio de 2009

El fútbol es un deporte de machos

No es necesario explicar que fueron hombres quienes inventaron y difundieron el fútbol hasta convertirlo en un deporte de grandes masas. El fútbol, como deporte masculino, no acepta cobardías ni mariconadas.


Los futbolistas siempre están dispuestos a encarar cualquier jugada.


Por amor a la camiseta, son capaces de soportar todo con tal de ver a su equipo ganar el partido.


Si un futbolista siente que un jugador del equipo contrario está en falta, simplemente va y le comunica su opinión directamente.


Pero siempre respetando las reglas del juego y la palabra del árbitro.


La vestimenta en el fútbol es muy importante porque identifica los colores del equipo. Es una manera de expresar la identidad colectiva. El equipo es un sentimiento, su camiseta es sagrada para los hinchas y los jugadores deben sudarla con honor.



Como el fútbol es un deporte de machos, las jugadas bruscas y los accidentes están siempre a la orden del día. Sin embargo, estas cosas no se deben tomar personal pues son gajes del oficio.


No todo en el fútbol es violencia, también existen momentos de alegría y diversión para poder bailar un tango.


Cuando un comentarista dice que un jugador deja todo en la cancha es porque, efectivamente, el futbolista deja todo en la cancha porque así es el fútbol. Todo lo que sucede dentro de la cancha durante un partido queda ahí dentro.




A pesar de lo violento que puede parecer el fútbol a primera vista, no debemos olvidar que son seres humanos quienes lo practican. Por lo tanto, está en su naturaleza expresar amor. El amor no distingue edad, raza, color, procedencia ni credo. Todos son libres de expresarlo y practicarlo. Una cancha de fútbol no es la excepción.


En un deporte de machos, el contacto físico es inevitable. Rehuír el contacto podría ser considerado cobardía. Por eso, los futbolistas no le temen y siempre lo encaran porque los machos no le temen a nada.


Los machos no se ocultan nada, dicen las cosas directamente. Por eso, en el fútbol también existen momentos especiales entre jugadores, en los cuales éstos pueden compartir y discutir de manera íntima sus ideas y opiniones acerca del fútbol.


Después de toda esta explicación, ¿alguien duda de que el fútbol es un deporte de machos?

Actualización: El presente post inspiró el siguiente especial fotográfico de Telemundo acerca de los besos en el fútbol. Thank you Anna!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A la simeone le falto soplar un globito, de color rosado!
JaJAJAJA que OCURRENTE!

muy buena!

Anónimo dijo...

mmmm... y que del fútbol femenino? :p

Vitinho dijo...

Hablaré del fútbol en un futuro post.