martes, 4 de agosto de 2009

La Cordillera Blanca se derrite

El incremento en la emisión de gases del efecto invernadero, deterioro de la capa de ozono, etc. son consecuencias negativas de la mano del hombre. El calentamiento global ha causado un aumento en la temperatura del planeta y los glaciares de la Cordillera Blanca son otras víctimas más de las actividades de los seres humanos.

La reducción de las áreas glaciares en la Cordillera Blanca es alarmante en los últimos 30 años, especialmente en la última década, donde el retroceso de los glaciares es de 20 metros por año. Según las últimas mediciones, el área de los glaciares en las últimas décadas ha sido la siguiente:
  • 1970: 723,37 kilómetros cuadrados
  • 1997: 611,58 kilómetros cuadrados
  • 2003: 535,71 kilómetros cuadrados
De seguir en esta situación, en unos 20 ó 30 años Perú no solamente corre el peligro de quedarse sin glaciares, lo cual significaría perder uno de sus mayores atractivos turísticos, sino que también sufrirá las consecuencias al perder una de sus más grandes fuentes de agua.

Vean la siguiente infografía del diario El Comercio.

2 comentarios:

ricardo dijo...

es alarmantemente cierto: yo viajé a Huaraz hace como 17 años y recuerdo que bastaba avanzar unos cuantos metros para llegar hasta la nieve (desde donde lo deja a uno el caballo). he regresado este último feriado largo y he tenido que caminar como un kilómetro para llegar al glaciar (desde el mismo punto donde termina el recorrido a caballo). a este paso mis hijos ya no conocerán el glaciar...

Vitinho dijo...

Todo esto es fruto del desinterés y la ignorancia de las autoridades pertinentes y de la población.